lunes, 10 de enero de 2011

Mi primer chiste

Dos personas mayores iban de paseo por el campo.  Ella se para al ver un pozo y le dice a su marido que aquel era el pozo de los deseos y que cualquier persona que eche una moneda al pozo y pida un deseo, se le cumplirá.
  Le dice a él que lo haga y él, por no escucharla más, echa una moneda por el brocal del pozo a su interior.  A continuación ella dice que le toca. Lo  hace con rapidez, corre hacia el pozo, tropiza y cae de cabeza en él.
Su marido sonríe y dice: "Funciona, funciona esto".

1 comentario: